Image default

En esta entrega de misterio, te presentamos las 7 personas más malas en la historia de la humanidad: cada víctima fue real y sus memorias han de ser respetadas. Este es el top con la mayor carga de maldad que has visto jamás. Haremos un repaso por los seres humanos más degenerados más perversos y desfachatadamente viles registrados.

Cada uno tiene en su haber historias reales e infinitamente peores que no sólo la cultura sino la religión, les achaca. Prepárate, porque estos son los 7 seres humanos más malignos de la historia.

Las 7 personas más malas en la historia de la humanidad

Según el doctor en psiquiatría forense más eminente que trabajó para el FBI  (tengamos en cuenta que el FBI es la autoridad mundial máxima en asesinos seriales), el doctor Michael Stone, existen 22 niveles de maldad.

Y como en el puesto 10 ya se ve a los asesinos narcisistas, haz de cuenta que el nivel 22 está reservado para los cinco más depravados y crueles, aquellos que legítimamente disfrutan y son felices causando dolor.

1. Gilles de Rais: Barba Azul

El hombre más malo en la historia registrada vivió hace más de 500 años en Francia y llegó a conocer en persona grandes figuras históricas como por ejemplo Juana de Arco. Se le llamó Barba Azul o también El Varón a Secas y era abiertamente pedófilo.

El problema es que Gilles de Rais no sólo arrancó la virginidad a infantes que ni siquiera sabían caminar, sino que además disfrutaba de matar a sus amantes.

A veces les abría el pecho y los estrangulaba, mientras la sangre de los infantes corría por sus dedos o se sentaba en las barrigas de los  niños y sentía placer verlos sofocarse hasta morir, balanceando su peso, porque el crujido de las costillas rompiéndose sobre sus nalgas lo hacían reír.

Cuando el varón se instalaba en un palacio, los niños del área desaparecían, había días en que les arrancaba la cabeza a los chiquitos,  otras veces les abría el cuerpo desde el pecho hasta el órgano genital, los volteaba y mientras las tripas de ellos y ellas se derramaban, este hombre tenía sexo frenético con ellos.

2. Cleopatra

Quien llega tan lejos como el segundo lugar, es una persona bien conocida. Una mujer que aún hoy, a más de 400 años de su muerte, sigue dando de qué hablar.

Se dice que Cleopatra mandaba a colgar vacas con gas para darse duchas de leche. Cuando no se las daban, la condesa, en cambio, tomaba todos esos recaudos, pero utilizando seres humanos, para más detalle.

Esta señora estaba convencida de que si se bañaba con la sangre fresca de niñas, iba a evitar arrugas sobre su piel. Es considerada como la asesina serial más prolífica de la historia, independientemente si hablamos de hombres o mujeres, pero con ella hay que hacer una distinción.

No es una asesina serial clásica, porque mucho de lo que logró fue gracias a un abuso de poder sin precedentes. No era la típica noble que daba órdenes desde un trono, ella se manchaba las manos y muchas de esas 600 niñas muertas, se encargó de asesinarlas ella misma.

Un caso notorio, fue cuando le arrancó los senos a mordiscos a una jovencita y no lo hizo por rabia, sino porque ella creía que aquello sería un chiste divertido para sus súbditos más fieles, quienes encima, le tenían que aplaudir estos actos, riendo a mandíbula batiente o enfrentar las consecuencias.

Escribimos el horror, pero tú seguro ni estás cerca de imaginarte sentirlo como lo sintieron aquellas personas, más allá de arrancar uñas con alicates o dar monedas al rojo vivo a quienes obligaba a recibir a mano cerrada: sus sirvientes el día del pago.

Y como estas, muchas anécdotas más. La condesa Báthory se queda con el segundo lugar. Cuando su familia decidió que era suficiente y la encerraron, fue calificada incluso entre los nobles, como un error de la naturaleza.

3. El doctor Ciro

Es difícil justificar por qué este japonés se queda con un puesto tan alto, en especial porque su motivo fue la ciencia, pero lo cierto es que las atrocidades que alentó y planificó el doctor sí fueron ciertas. Incluso, algo tan bello y noble como la ciencia, fue por siempre manchada por la absoluta inmoralidad de este tipo.

Y no sólo es uno de los hombres más perversos que existió, con el mérito de haber creado quizá el episodio más oscuro de todo el siglo XX. El doctor Ciro fue el criminal de guerra más grande en la historia de la humanidad. Superó muy ampliamente a Josef Mengele, personaje injustamente más popular que él, el jefe supremo del escuadrón 731.

Probaba armas químicas en hombres, mujeres y niños. Llegó a inyectar orina de caballo en mujeres embarazadas solo para estudiar su reacción. Es la base secreta del escuadrón 731, el doctor supervisaba la calidad de granadas y otros explosivos, colocando el mayor número de prisioneros en un lugar cerrado.

Llegó a cortar en pedazos a una mujer rusa embarazada, solo para saber cuánto podía sobrevivir el feto. Probó la capacidad corrosiva de ácidos en los rostros y cuerpos de otros prisioneros de guerra. Practicó amputaciones innecesarias sólo para perfeccionar la técnica médica y realizó el mismo experimento tres veces metódicamente en hombres, mujeres e infantes también.

Separó a hombres por país y raza y uno a uno, los sometió a pruebas de dolor extremo para comprobar cuánto puede soportar un ser humano siendo sometido al más grande dolor, antes de ocasionar la locura o un paro cardíaco.

En caso que te lo preguntes, sí hubo doctores que se negaron a seguir adelante con las pruebas y fueron ejecutados por traición. Las atrocidades sirvieron para impulsar grandes desarrollos militares en el estudio humano.

4. Iván, El Terrible

Fue un político, uno que sí se manchó las manos no una, sino cientos de veces, un tipo que al menos en persona, daba mucho más miedo que Hitler y Stalin, mejor conocido como Iván, El Terrible.

Trajo reformas positivas a Rusia, pero por cada cosa buena que hizo, hay tres malas. Iván descubrió que para ser respetado, debía ser fuerte, pero en su despliegue de fortaleza descubrió el placer por el sufrimiento ajeno y por ello, esas demostraciones de poder no tardaron en degenerar en actos absolutamente infelices, aún para sus tiempos de vandalismo, eran hechos  completamente innecesarios y desbalanceados que llevaban a este hombre hasta placenteros ataques de risas.

Por ejemplo, Iván, El Terrible, disfrutaba agarrar por el pellejo a los perros del palacio y arrojarlos desde la torre más alta, porque le gustaba cómo chillaban al caer. Era adepto a asesinar, arrojando a sus víctimas a jaurías de perros hambrientos e infestados de rabia.

Si esto te suena familiar, George Martin, como muchos otros personajes y aspectos de su obra, Juego de Tronos, tomó prestado de la historia un ejemplo claro, literalmente copió a Iván, El Terrible, cuando creó a Ramsay Bolton con la salvedad de que Iván también soltaba osos en la playa, no para que despedazaran a sus enemigos sino, simplemente porque él disfrutaba la acción.

De hecho, tras conquistar la ciudad de Nóvgorod, Iván mandó a echar no solo a los hijos de sus enemigos, sino a todos los niños de la ciudad a las aguas heladas sólo porque quería verlos ahogarse y sufrir. La realidad es peor siempre, Iván el terrible no respetó ni siquiera la vida de su propio hijo por un simple arranque de ira.

5. El monstruo de Los Andes

La maldad nunca es tan pura como cuando encuentra rienda libre en la mente de una persona completamente cuerda. Y si bien el asesino sería el clásico más prolífico en la historia, el señor Pedro Alonso López no entra en esa categoría, pues se trata o se trató de una persona profundamente enferma.

Eso no quita que, independientemente de eso, experimentaba un éxtasis y un placer tal al ver la mirada de terror de los niños y niñas que estrangulaba. Que no sólo lo excitaba internamente, sino que además llegaba a un clímax que él describe como inigualable cuando mataba.

Se podría llenar una escuela entera con las víctimas de este tipo, niños y niñas colombianos, peruanos y ecuatorianos cayeron tras el paso de un monstruo que hoy tendría más de 70 años,  pero cuyo estatus legal es desaparecido.

Algunos creen que el monstruo de Los Andes sigue matando, otros teorizan que ante el fracaso de la justicia por apartar a este degenerado de la sociedad, sin duda, habrá quedado fuera de combate, tras un merecido ajuste de cuentas.

6. La Enfermera y nana asesina

La mujer que alcanza el sexto puesto vivió en Inglaterra durante el siglo XIX. Era enfermera y nana, incontables familias contrataban sus servicios e incontables familias fueron rotas gracias a ella. Es considerada la asesina serial de niños de sexo femenino más prolífica de la historia.

Su método era ganarse la confianza de los padres, apenas la dejaban sola en casa, esta mujer les robaba todo lo de valor y como firma personal, asesinaba a los bebés de la casa, les colocaba una soga en el cuello y la apretaba hasta matarlos.

Sufría de depresión, pero no estaba loca, solo mató a incontables bebés del modo que lo hizo por gusto. Y lo único que quedó como recuerdo de esas vidas arrancadas y sus familias destrozadas, fueron algunas fotos que para la época, eran comunes.

7. Denis Rather, alias el asesino de The Cat

El motivo principal es que Denis no estaba loco, era una persona completamente cuerda, cuyo hobby era elegir no víctimas particulares, sino familias y matarlas.

A punta de pistola Denis Rather asesinó a un padre delante de su esposa y luego los violó y torturó a ambos, dejándoles claro en todo momento que no iban a sobrevivir. Dejó a la madre de última solo para que ella viera cómo mataban a su hija en frente suyo.

Rather dejó al hermano menor vivo, quería que el chico volviera y se encontrara con su familia muerta, para entonces enviar cartas anónimas, burlándose y troleando al huérfano.

También disfrutaba asesinando mascotas. Cuando el doctor Stone estudió a este tipo descubrió, que Rather no había tenido una infancia traumática ni ningún problema en particular. Era un padre de familia y entre asesinato y asesinato, podían pasar años, no tenía urgencia por matar, en pocas palabras. No estaba loco, él lo hacía por hobby. Estas son las 7 personas más malas en la historia de la humanidad.

9 personajes que fueron malvados y no sabías

En este video, compartimos una lista de personajes que la historia pinta como buenas personas por algunos de sus aportes, pero que en realidad para otros, son considerados como malas personas, por ciertas actitudes o su lado oscuro.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas