Image default

La loca de San Blas es una de las leyendas muy escuchadas en el Día de los Muertos, que es una fecha muy importante para los mexicanos, pues según sus creencias, las almas de sus ancestros y familiares regresan a visitarlos, aunque esta tradición es muy diferente a lo que se conoce como Halloween, donde todo es miedo y terror.

Según los ancianos, en esta fecha se abre un portal, por lo cual hay que ser muy precavido y respetuoso, ya que suceden cosas que no somos capaces de entender. A continuación, te daremos a conocer una de las leyendas más oscuras de muchos lugares mexicanos.

Rebeca Méndez
Sucedió en la vida real, un pescador perdió la vida pocos días antes de su boda.

La loca de San Blas

En el estado de Nayarit se encuentra este famoso puerto. Lo que ocurrió aquí fue realmente aterrador. Hace varios años atrás, en ese lugar, una pareja se prometió amor eterno.

La chica trabajaba en un restaurante cerca del muelle y él era pescador. En las horas tempranas de la mañana, la joven esperaba a su enamorado, cuando este regresaba de hacer la pesca diaria. Se saludaban amorosamente y platicaban. Luego, cada quien se retiraba a sus trabajos cotidianos. Sus planes y sueños siempre estaban junto al mar.

Un día, quedaron en verse esa noche en la playa. Ella creía que era un paseo romántico como los acostumbrados. Esa noche fue diferente, él la llevó al muelle y delante de la luz de la luna llena, le juró una vez más amor para toda la vida y le pidió que fuera su esposa.

Lea También:   Lo oscuro de ser millonario

Momento inesperado

Rebeca enamorada no lo esperaba y empezó a llorar. Manuel se sintió desconcertado y hasta se disculpó. Ella le contestó que las lágrimas eran de la gran emoción, pero no podía prometerle amarlo para toda la vida, a cambio le prometió amarlo por toda la eternidad.

Al día siguiente, les hicieron saber a sus familias de su futura unión y todos estuvieron de acuerdo y fijaron fecha para la boda. El tiempo fue pasando, los enamorados estaban felices, todo iba perfecto. Sin embargo, la pesca iba muy mal.

Eso tenía preocupado a todo el pueblo y sobre todo a Manuel, quien confiaba en su trabajo para pagar los gastos de la boda. De pronto, todo cambió, cuando una fuerte tormenta tropical comenzó a acercarse al lugar, lo que significaba que por un tiempo, no podrían volver a pescar.

Faltando 3 días para la boda, Manuel salió con otros pescadores al mar, desafiando a la gran tormenta. Rebeca le pidió que no lo hiciera, pero él no la escuchó, sólo le pidió que no tuviera miedo y le prometió que él regresaría.

Desaparición

Esa madrugada, salió al mar para nunca más volver. Esa fue la última vez que se vio a Manuel y a los otros pescadores. Lo más triste es que nadie los pudo buscar, ya que la tormenta había arrasado con todo, siendo esta una de las más fuertes que se ha dado en esta región.

Rebeca, desconsolada, duró 3 días esperando a Manuel en la playa. Al llegar el día de la boda y ver que su novio no regresó, extrañamente la chica volvió a su casa. Todos creyeron que ella había dejado ir a Manuel, pero estaban en un error ya que, al poco tiempo, regresó Rebeca al muelle vestida de novia y se quedó allí días completos, esperando a su amor, quien nunca volvió.

Lea También:   El Templo Padmanabhaswamy ¿Que oculta La ultima puerta?

Muchos intentaron consolarla, le aconsejaron que siguiera adelante con su vida, pero ella dijo que Manuel regresaría y que tenía que esperarlo. Los amigos comenzaron a llevarle comida al lugar, ya que sus familiares también perdieron la vida por aquella tormenta.

Pero, poco a poco, las personas del lugar comenzaron a decir que Rebeca se había trastornado y comenzaron a llamarla la loca de San Blas. Pasaron los años y cualquiera que caminara por el muelle, se podía encontrar con Rebeca vestida de novia, viendo el mar.

Finalmente, Rebeca falleció en septiembre del año 2012. Tenía 63 años y sus cenizas fueron esparcidas en el mar, desde el muelle de San Blas, donde al fin se podría encontrar con su amado Manuel.

Se dice que por las noches, se puede ver a dos enamorados caminando por la playa, él vestido de pescador, ella vestida de novia, quienes se pasan viendo las estrellas y escuchando las olas del mar.

La loca del muelle de San Blas

A continuación podrás apreciar los detalles de la vida de Rebeca Méndez, la loca del muelle de San Blas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas