Image default
paranormal

Los artefactos ocultistas más peligrosos del mundo

Hasta el día de hoy, familias en todas partes del mundo siguen creyendo que basta con mirar el cuello de una persona para saber si trae encima un amuleto o un talismán, algún objeto inerte con gran valor espiritual que si le preguntas a su portador, te dirá que su magia es real, que lo protege, que lo cuida de las malas vibras. A continuación, presentamos los artefactos ocultistas más peligrosos del mundo.

Sin embargo, al igual que estas cosas, existe su contraparte. Objetos malditos, objetos no santos que han hecho la vida de sus sueños un completo infierno, llegando a cobrar incluso la vida de sus permanentes o transitorios propietarios. Acompáñanos a conocer estos objetos que aún siguen existiendo allí, resguardados para que no sigan causando ningún mal.

Los artefactos ocultistas más peligrosos del mundo

1. La silla de Thomas Busby

Este objeto viene acompañado de una horrorosa historia y de una advertencia que según dicen, ha cobrado la vida de 60 personas a lo largo de los años. Thomas era un personaje despreciable, un estafador, un alcohólico, que se la pasaba armando problemas en las tabernas.

Una noche, cuando regresaba de su tan amada taberna, vio a su suegro sentado en su silla favorita, una vieja silla de roble, con un alto respaldo. Su suegro le comunicó que pretendía llevarse a su hija. Al oír eso, más bien entró en cólera y lo lanzó a la calle.

Pasados unos días, no se quitaba de la cabeza lo que su suegro le advirtió, por lo que en un arrebato de locura, se fue a su casa y a sangre fría lo asesinó de la manera más macabra que te puedas imaginar.

Por este crimen, fue condenado y sentenciado a muerte. Su última voluntad, fue beber una noche más en la taberna, sentado en su silla favorita, deseo que extrañamente le fue concedido.

Cuando ya era la hora de dirigirse a la horca, se levantó y exclamó: “que la muerte atrape a todo aquel que se atreva a sentarse sobre esta silla”,  una frase que daría inicio a una terrible maldición.

Durante la Segunda Guerra Mundial, pilotos se atrevieron a sentarse en la silla y después de unas copas, el resultado fue que nunca más volvieron de la guerra. En 1967, dos pilotos de la fuerza aérea real que estuvieron sentados en la silla, estrellaron su camioneta contra un árbol, justo después de que se fueran del recinto.

Finalmente, fue donada a un museo, donde permanece en lo alto como medida de seguridad para que nadie vuelva a sentarse en ella. ¿Será real que los objetos pueden portar cargas que cambian tu destino?

artefactos ocultistas
En la lista de los artefactos ocultistas más peligrosos del mundo, nos encontramos con una muñeca.

2. Anabel

Esta historia ha sido contada innumerables ocasiones en artículos de prensa, libros y hasta películas, que han descrito las terribles experiencias que han sufrido sus anteriores dueños, antes de llegar al museo. En la actualidad, se encuentra encerrada en una caja de madera sellada con un cristal y con un cartel de peligro para los visitantes.

Pero lo que quizás pocos saben, es que tanto la muñeca de trapo como la caja, tuvieron que ser sometidas a un ritual de exorcismo, todo esto para contener el ente demoníaco que tomó posición de la muñeca. No obstante, dicen que eso no fue suficiente.

Si te fijas bien en la caja, hay una especie de sello que actúa como barrera para que no se escape de su encierro. Antes, podías acercarte bastante a la muñeca e incluso, hasta tocar la caja. Sin embargo, tras una serie de incidentes que terminaron en hechos policiales, es uno de los objetos más malditos del mundo.

3. Un cuadro

Un cuadro tenía una maldición, también conocido como la pintura embrujada de Ebay, fue creada por el pintor norteamericano Bill Stone Andy en 1972. A mediados de los 70 y durante una exposición, fue adquirida por una persona que en el poco tiempo, comenzó a sentir cosas extrañas en el cuarto donde había dejado la pintura, asegurando que podía moverse y que a veces, desaparecían algunas cosas que estaban pintadas en ella.

Dos veces, la niña ya no estaba, a veces era el niño quien faltaba en la pintura. En ocasiones, no estaban las manos, pero extrañas siluetas de manos aparecían impregnadas en las ventanas del hogar.

Obviamente, el hombre la puso en venta a través de Ebay, advirtiendo que durante todo este tiempo, el cuadro tuvo algunos dueños que no lo pasaron bien mientras la tenían en su poder, describiendo las mismas aterradoras manifestaciones.

Finalmente, el cuadro fue comprado por una galería de arte, no sin antes realizar una sesión de exorcismo. Lo más serio de todo, es que fue adquirida, pero jamás ha sido puesta en exhibición, ya que se halla tapada y lo único que se sabe de ella, es sobre unas imágenes que causan gran extrañeza, porque en todas ellas aparecen extrañas manchas blancas que según los fotógrafos, nunca debieron aparecer.

4. Una muñeca

En la lista de los artefactos ocultistas más peligrosos del mundo, nos encontramos con una muñeca que durante el poco tiempo que estuvo en manos humanas, fue una verdadera pesadilla para sus propietarios. Todo comenzó cuando dos amigos que realizaban una caminata en una montaña al norte de Nueva York, se encontraron con este objeto dentro de una cueva.

Era una especie de muñeca antigua hecha de madera, amarrada con un cordel en forma de soga y con extraños clavos enterrados en los ojos. Por su particularidad, no dudaron en llevarla a la casa, donde todo tipo de fenómenos paranormales comenzaron a ocurrir.

En el hogar había ruidos extraños y movimientos bruscos de muebles. Más tarde, un grave accidente casi le provoca la muerte a uno de esos muchachos. Debido a esto, desesperadamente se contactaron con investigadores paranormales, quienes entregaron la muñeca a un museo en Kentucky.

Lamentablemente esto no hizo que los fenómenos terminaran. De acuerdo con diversos reportes de prensa, un hombre trabajador del museo sufrió un ataque y comenzó a sangrar por la boca, tan sólo segundos después de ver la muñeca.

Ante la imposibilidad de resguardarla, el museo la devolvió a los investigadores, quienes acto seguido, viajaron hasta la montaña y la enterraron en la misma cueva en donde había sido hallada, afirmando que la muñeca solo quería retornar al lugar donde pertenecía.

5. Una caja

En el año 2001, un comprador de antigüedades asistió a una venta en Portland, donde se subastaban las pertenencias de una mujer de 103 años. Entre los objetos, se encontró con una particular caja, que contenía interesantes detalles que hicieron que la comprara al instante.

Sin embargo, ya de regreso a su hogar, recibió la llamada de la nieta de la anciana, quien le dijo que quería de vuelta la caja, ya que según ella, él corría serio peligro.

Según la mujer, su abuela le contó que la caja contenía una criatura judía maligna llamada Dybbuk, extraño ser que tiene la capacidad de  perseguir y poseer a los vivos y que si no la devolvía, un verdadero infierno se le vendría encima.

Como buen escéptico y como era de esperarse, el hombre se burló de esta historia, quedándose así con el objeto o una decisión que con el paso del tiempo, sin lugar a dudas lamentó. A los pocos días, cosas extrañas comenzaron a ocurrir en su hogar.

Luces que se prendían y apagaban solas, un fuerte olor a orina de gato invadía diariamente el ambiente. Sin embargo, eso no sería nada comparado con lo que vendría después. Su madre, repentinamente, sufrió un derrame cerebral al día siguiente y a partir de ahí, siguieron pasando cosas extrañas, hasta que un día, decidió ponerla en venta en Ebay, con una descripción de su historia, que fue lo que lo motivó a deshacerse de ella.

Pues el hombre había comenzado a ver sombras en su propio hogar. Jason Haxton era administrador de un museo de Las Vegas, adquirió el objeto y conociendo su historia, puso la caja bajo resguardo, sellada con un cristal para que nadie pueda volver a abrirla, pero aún puedes verla.

6. Un número telefónico

Cuando hablamos de artefactos de origen oscuro, lo primero que se nos viene a la mente son objetos antiguos como libros, muñecas, máscaras, jarrones. Sin embargo, los habitantes de Bulgaria pueden dar fe de que esto no siempre es así y que al parecer, cualquier cosa puede ser fuente de lo maligno.

En la década del 2000, una empresa de telefonía móvil búlgara llamada Mobitel, emitió el número 0888 888 888, ya que era fácil de recordar. De hecho, un número tan fácil de recordar podía ser tomado como un signo de buena suerte. Desafortunadamente, resultó ser todo lo contrario.

La primera persona en poseerlo fue Vladimir Grashnov. El siguió con la  importante compañía, pero al menos, un año después de adquirir el número, murió repentinamente de cáncer. Él se encontraba perfectamente de salud, antes del cambio de milenio, por lo que nadie asoció la muerte con su número de teléfono

Al instante, el puesto cambiaría de la siguiente persona al poseer el número. Fue Dimitrov, un mafioso, quien en el año 2003, mientras cenaba en un restaurante con su mujer, fue víctima de un disparo que una persona realizó salvajemente contra ellos, matando a Dimitrov e hiriendo a su esposa.

Según informan los medios de comunicación, este tenía el infame número de teléfono y cuando fue abatido a tiros, se encontraba llamando a alguien. Luego de esto, el número fue asignado a una nueva persona, un promotor inmobiliario llamado Konstantín Dishliev, quien en el año 2005 y en momentos que abandonaba un restaurante indio, fue abatido en la calle por un asesino desconocido.

Para muchos, esto no fue coincidencia y levantaron la voz sobre la maldición de este número. A tanto llegó la consternación, que finalmente en el año 2010 la policía búlgara decidió retirar de circulación de forma definitiva este número. Y aunque no se pudo comprobar las coincidencias, eran demasiadas y prefirieron cancelar ese número a pesar de eso. Esto jamás lo hagas: dicen que si llamas, sonará y la maldición podría llegar a transferirse a ti.

7. El jarrón Bassano

Para algunos, este es considerado el objeto más peligroso de la historia. Existen algunos relatos que señalan que este jarrón de plata confeccionado en el siglo XV, fue el regalo de bodas que una mujer recibió el día antes de su matrimonio.

Lamentablemente, esa unión del matrimonio no se alcanzó a efectuar, ya que la novia misteriosamente fue encontrada muerta, sosteniendo el jarrón entre sus brazos. El objeto se quedó en el seno de la familia, era el único recuerdo más reciente de su hija y hasta ese entonces, nadie sospechaba nada.

Resulta que con el tiempo, cada familiar que poseía este jarrón, comenzó a correr la misma suerte. Luego de muchas muertes, la familia se deshizo del jarrón, enterrándolo en 1988. Un hombre que se encontraba excavando los alrededores de su patio, lo encontró en su interior.

El hombre asegura haber hallado una nota, la cual decía: “ten cuidado, este jarrón trae la muerte”. Sin embargo, este sujeto en vez de dejarlo en el lugar, prefirió tirar la nota que contenía y lo llevó a una casa de subastas. El objeto fue subastado en dos mil 250 dólares, lo que daría inicio a una nueva ola de tragedias.

Su primer propietario fue un farmacéutico que murió tres meses después de tenerlo en su poder. El segundo propietario fue un cirujano que compró el jarrón y murió dos meses más tarde. El tercero, murió dos meses después y el cuarto y último, falleció al mes después de tenerlo en su poder.

Según algunos periódicos italianos, la policía confiscó el jarrón y lo enterró en un desconocido lugar, en el interior de una caja de plomo para que nunca más nadie se sume a la lista de víctimas que este maldito jarrón ha dejado. Hasta el día de hoy, nadie sabe por qué provocó las muertes y de dónde provino.

Algunos artefactos ocultistas que venden por Internet

Lo que verás en la siguiente lista, realmente te dejará sin palabras.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas