Image default
Extreme

El terrible caso del niño que fue ejecutado en la silla eléctrica

Desde la antigüedad, el castigo más severo es la pena de muerte, es por eso que solo a los peores criminales se las da este castigo. Está el caso de un pequeño que fue condenado a muerte y luego ejecutado por un crimen que no cometió, se le conoce como el terrible caso del niño que fue ejecutado en la silla eléctrica.

En 1944, en Carolina del Sur, Estados Unidos, se encontraron los cadáveres de dos niñas de 8 y 11 años, quienes fueron asesinadas de forma brutal. La policía hizo una investigación muy rápida, pues la sociedad exigía justicia.

El terrible caso del niño que fue ejecutado en la silla eléctrica

El único sospechoso que se encontró en el momento, fue un chico de 14 años. Él junto con su hermana, fueron los últimos que vieron a las niñas con vida, ellos estaban en un prado cuidando unas vacas. De pronto, estas dos niñas se les acercaron y les peguntaron dónde podían encontrar unas flores. Los hermanos contestaron que no sabían y las pequeñas siguieron su camino.

Las autoridades decidieron acusar a este chico debido a que las niñas eran blancas y él era negro. En esa época, los expertos en criminalística aseguraron  que este chico no tenía la suficiente fuerza para provocar las fracturas que se encontraron en los cráneos de las niñas.

Además, habría sido este joven de color, George y su hermana, quienes ayudaron en la búsqueda de las niñas cuando fueron reportadas como desaparecidas. Ellos dijeron que las vieron vivas. Apenas las autoridades se dieron cuenta de que este joven había sido el último en verlas vivas, lo detuvieron y decidieron encerrarlo sin avisarle a sus padres y sin derecho a un abogado.

Lea También:   Estamos viviendo la sexta extinción masiva
el niño que fue ejecutado en la silla eléctrica
El juicio de este joven se realizó sin pruebas que lo incriminaran.

Enjuiciamiento

De una vez, lo encerraron en un cuarto de investigación, donde sin la presencia de nadie más, fue cuestionado y torturado por dos policías. Al final, este chico asumió la culpa y fue llevado a juicio, el cual se realizó unos días después.

El jurado estaba conformado por unos 10  hombres blancos que fueron elegidos tres horas antes del juicio. El proceso sólo duró una tarde y no se presentó ninguna prueba física o testigo que señalara a George como el verdadero asesino. Una vez que este juicio contra aquel niño terminó, el jurado sólo tardó 10 minutos y lo declaró culpable de las dos muertes.

En esa época, las leyes de Carolina del Sur juzgaban como adulto a toda persona mayor de 14 años, así que George fue sentenciado a la peor pena pocos días después.

George, era tan pequeño, que tuvieron que colocar libros para que se acercara a la altura suficiente y así, su cabeza pudiera ser colocada entre los electrodos. La capucha era tan grande, que se desprendió de su cabeza debido a las convulsiones que sufrió por las descargas, dejando ver su cara en el momento de su muerte, su rostro lleno de dolor y sus ojos llenos de lágrimas.

Una tortura injusta

4 minutos duró esta horrible tortura y después, George fue declarado muerto. 70 años después de aquel cruel suceso, las autoridades declararon que este juicio no fue nada justo, sin asegurar si era inocente o culpable, hacían falta pruebas sobre esta acusación.

La hermana de George ya anciana, dijo sentirse más tranquila, pues este nuevo veredicto no cambiaría el pasado. Ella se sentía triste cuando pensaba en su infancia y en lo injusto de la muerte de su hermano, ya que no había nadie que lo ayudara.

Lea También:   La mujer que vivió arriba de un árbol

Este terrible caso del niño que fue ejecutado en la silla eléctrica se ha llevado a la literatura y al cine en muchas ocasiones. La obra más famosa, es del escritor de novelas de terror Stephen King, quien se inspiró para escribir el libro titulado “La Villa Verde”, el cual sirvió como base para la película Milagros Inesperados en 1999. Lo peor es que en realidad, el verdadero culpable estuvo libre todo el tiempo.

Caso inédito

Hoy en día las autoridades se preguntan por qué se dictó tal sentencia sin tener suficientes evidencias para declarar a este niño culpable.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas