Image default
Extreme

Las 7 cosas más aterradoras encontradas en basureros

Existen trabajos que te ponen cara a cara con el horror, pero casi nadie sabe que uno de los peores, es el de recolector de basura. En este viaje perturbador, vas a ver las 7 cosas más aterradoras encontradas en basureros por recolectores de desechos.

Algunas de ellas serán un desafío al bienestar de tu estómago. Prepárate muy bien, porque estas son las peores cosas encontradas en la basura.

Las 7 cosas más aterradoras encontradas en basureros

1. Vertedero de cadáveres de niñas

Ocurrió en una ciudad rusa y no fue encontrado por recolectores de basura. Pero justo es decir que los cuerpos se hallaron en un vertedero, que es igual a  un basurero. Un prostíbulo nada común operaba en esta ciudad, era manejado por la mafia rusa.

En este lugar uno podía solicitar no solo a mujeres de todo tipo, sino a menores de edad, que con frecuencia, eran simplemente chicas huérfanas o personas secuestradas de familias.

A estas niñas no solo las ponían a trabajar más de 20 veces al día atendiendo a hombre tras hombre, sino que además, las sometían a todo tipo de maltrato por parte de los dueños del burdel, gente con fetiches extremos.

Muchas producto de esto, junto a las pobres condiciones higiénicas y la malnutrición, mueren desamparadas. Los cadáveres eran echados a una fosa común. Es así pues, como esto se queda con el lugar número 1: el vertedero de cadáveres de niñas.

¿Quieres saber algo más? Cuando la policía llegó a este lugar, encontraron cuartos con cámaras filmadoras. Es muy posible entonces que muchas de las atrocidades que aquí ocurrieron, fueran expuestas en la antigua web.

Cosas encontradas en basureros
Algunas de estas cosas serán un desafío al bienestar de tu estómago.

2. Tarro con ojos de niños desaparecidos

¿Sabes qué es lo más aterrador de los asesinos seriales? que no a todos los atrapan. Ocurrió en Illinois, EEUU, durante un periodo de más de 40 años. Varios poblados en el Estado reportaron la desaparición misteriosa de cierto número de niños e incluso, adolescentes.

Como la ya mencionada desaparición entre uno y otro era dilatada por espacio de años, la policía no vio un patrón. Un hombre anciano de 87 años murió y como no tenía familia cercana que se hiciera cargo de sus pertenencias, el Estado tuvo que intervenir, a través de la municipalidad.

En lugar de hacer una clasificación concienzuda de sus cosas, tiraban cajas enteras. Una vez que los recolectores de la basura se pusieron a revisar cuidadosamente cada caja para ver si podían llevarse algún botín, descubrieron el horror.

En una de las cajas mejor selladas, se encontraba un tarro inmenso lleno de ojos, un forense luego informó que eran humanos.  ¿Quieres saber cómo supieron, fuera de toda duda, que el anciano fue un asesino serial? Simple: porque el color de muchos de los ojos que había en el tarro, coincidía con el de las fotos de los niños desaparecidos a lo largo de todos esos años.

3. Bebés muertos

Lo que ocupa el puesto número 3 en este top, no es algo que haya pasado en un lugar específico. Se trata de una anécdota relativamente común en todos los países del mundo: bebés muertos en la basura.

Mujeres que por no tener un sitio donde abortar, tienen a los bebés solo para echarlos poco después a un basurero. Pasa mucho más de lo que uno cree en cualquier país.

4. Fetos

Lo siguiente ocurrió en Moscú. Debieron encargarle el trabajo a un tipo muy estúpido, porque gracias a él, se cayó un muy lucrativo negocio clandestino de millones de dólares al año.

Recolectores de basura molestos por el olor indescriptible que venía no de una, sino de varias bolsas de basura que recogieron frente a un edificio obscuro de mala muerte, se pusieron a revisar el contenido. Lo que vieron dentro, no se les olvidará jamás.

Estaban llenas de fetos. El encargado de sacar los desechos, probablemente un mafioso recién entrenado, con la cabeza revuelta, en lugar de echar las bolsas en un lugar remoto, perezosamente lo hizo frente al edificio. La policía llegó y cerró la clínica de abortos clandestinos más grande de Moscú.

5. Laptop con pornografía intantil

Ocurrió en Nueva Orleans, Estados Unidos. Un recolector hacía algo que muy poca gente sabe. Es una práctica común: una vez que el camión de basura llega al vertedero, abren algunas bolsas para revisarlas, porque a veces la gente bota cosas valiosas o cuando menos, interesantes.

Por algo dicen que la basura de uno puede ser el tesoro de otro. Cierto recolector habrá gritado ¡bingo!, cuando vio que alguien tiró una laptop en buen estado.

Pero cuando el sujeto consiguió un cargador genérico para ponerla a funcionar en su casa, se dio cuenta tras una breve revisión, de que la máquina estaba llena de pornografía infantil. El recolector, ni corto ni perezoso, acudió a la policía de inmediato y arrestaron al legítimo dueño de la laptop.

6. Cabezas de perros

Lamentablemente hay ciertas prácticas que todavía se hacen en algunos lugares. El camión de los residuos pasó frente a un restaurante asiático en Centroamérica. Probablemente los dueños pensaban que nadie abriría sus bolsas de basura, pero tuvieron mala suerte.

Al abrir una de esas enormes bolsas negras, los horrorizados recolectores, a quienes llamó la atención el mal olor, descubrieron no una, sino muchas cabezas cercenadas de perros. Resulta que el restaurante tenía un empleado que recogía a estos animales de la calle, luego los mataban, los cocinaban y los servían como si fuera carne de pollo a la ingenua clientela.

7. Condones usados

El puesto número 7 no es tan horrible como deprimente. A una persona de apellido Cortés, que trabajaba como recolector de basura en su Natal 9 de México, la ruta del camión, lo hacía pasar forzosamente por el frente de la casa de su ex novia.

La curiosidad de este tipo fue su castigo. El señor Cortés sabía muy bien que uno puede aprender mucho de otra persona a través de su basura. Así, apenas en una semana, su ex le había cortado y no se le ocurrió mejor idea, que investigarla o hacer esta “X” no sólo a través de redes sociales con múltiples cuentas de Facebook y Twitter, sino revisando sus desechos.

Y lo que encontró en una de estas bolsas fue horrible. No uno, sino varios condones usados se hallaban entre la basura de su ex. El señor Cortés, incluso, llegó a mancharse los dedos con uno de ellos accidentalmente. Debe ser porque él mismo subió esta historia con extenuantes detalles, con fotos incluidas.

9 Hallazgos perturbadores en basureros

Lo más grotesco y perturbador, fue hallado en un basurero.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas