Image default
Enigmas

El robo más extraño y misterioso de la historia

Era la víspera del día de acción de gracias de 1971, cuando en Portland Oregón, en Estados Unidos, un hombre que se hizo llamar Dan Cooper, de mediana edad, vestido muy elegante con un traje impecable, abrigo y corbata negra, llegó al aeropuerto y compró un pasaje, para luego cometer el robo más extraño y misterioso de la historia.

Así comenzó uno de los mayores enigmas de la historia. Aquel hombre tomó un vuelo a Seattle, se sentó tranquilo en la última fila del avión, junto a otros 36 pasajeros y 6 tripulantes.

Pidió una bebida y se puso a fumar un cigarrillo. Esperó el despegue, cuando el avión estaba en el aire, entregó una carta a la azafata, quien la guardó en su bolsillo sin darle importancia, pues pensó que aquel hombre le estaba coqueteando y que adentro tenía algún número o dirección.

Dan Cooper
Nunca se supo el nombre real de aquel sujeto que se robó 200.000 dólares.

La chica comentó que había pensado que se podía tratar de alguna proposición indecente, como en oportunidades anteriores, pero esta vez estaba equivocada. Aquel hombre le pidió que leyera la nota, diciéndole que llevaba una bomba y que se sentara a su lado. Le enseñó un maletín repleto de cables y le pidió una suma de 200.000 dólares en billetes de 20 y 4 paracaídas.

La azafata estaba muy asustada, y temblorosa. Se la dio al piloto que se lo tomó en serio, por eso aterrizó en Seattle, donde Cooper permitió que los pasajeros se bajaran con 2 azafatas, a cambio de lo que él exigía. Las autoridades accedieron, dándole lo que pedía.

De que habla este articulo:

El robo más extraño y misterioso de la historia

El avión despegó de nuevo con los pilotos y una azafata.  Estando a 3 mil metros de altura, ordenó que el avión tomara rumbo a Ciudad de México, dio órdenes completas sobre qué altura tomar, velocidad y posición del avión.

Una vez que hicieron esto, el hombre se ató el dinero al cuerpo y pidió que la azafata fuera a la cabina del avión para quedarse solo. En algún lugar entre Seattle y Reino de Nevada, Cooper abrió la puerta trasera del avión y de allí saltó en un paracaídas a 3000 metros de altura. Esto fue en la noche, entre las montañas del estado de Washington. Allí se perdería para siempre.

Investigaciones

Nunca se supo su nombre real, compró el boleto de avión con el nombre de Dan Cooper.  El FBI investigó a un sospechoso llamado Dan Cooper. Desde esa fecha, el FBI ha entrevistado a un millón de sospechosos.

La mejor pista se dio en 1980, es decir 9 años después, cuando un niño se encontró un paquete en descomposición que tenía cientos de billetes de 20 dólares, con los números de serie que coincidían con el motín. También encontraron trozos de paracaídas y la corbata negra que este hombre llevaba puesta, pero ni rastros del ladrón.

En el año 2016, 35 años después, el FBI se dio por vencido y el agente que tenía este caso, llegó a una conclusión: “llegó la hora de cerrar este caso porque no hay nada nuevo, firma agente Frank Montoya”.

De esta forma, se puso final a una investigación muy prolongada que no dio frutos para aclarar el robo más extraño y misterioso de la historia. Este agente también dijo: “si hubiera algún indicio nuevo del paracaídas o del dinero, entonces se reabriría el caso y llevaríamos al culpable a la justicia”. Ya pasó mucho tiempo y el caso no se resolvió: fue un robo muy extraño y misterioso de la historia.

Lea También:   El chico que desapareció y apareció 3 años después

La búsqueda de Dan Cooper

Las autoridades en Estados Unidos investigaron durante años y nunca dieron con el paradero de este extraño hombre que se llevó un jugoso botín.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas