Image default
Misterios

3 animales que hablaron y dejaron tristes mensajes a la humanidad

Todos en algún momento hemos tenido mascotas, esos adorables acompañantes que de una u otra manera nos alegran nuestros días. A veces nos gustaría saber qué piensan estos grandes amigos, pero tristemente no es posible. Sin embargo, hay algunos con una inteligencia asombrosa, entre ellos estos 3 animales que hablaron y dejaron tristes mensajes a la humanidad.

Animales que hablaron y dejaron tristes mensajes

1. Koko, la gorila

En el año 1971, la Universidad de Stanford comenzó una investigación que le dio un vuelco a nuestro entendimiento sobre los animales. Koko, la gorila, nació en el zoológico de San Francisco y fue adoptada por Franchini Paterson, quien la llevó a la universidad para entrenarla en una área bastante particular, como lo es el lenguaje de señas.

El objetivo era hacer un experimento lingüístico donde se le enseñarían algunas palabras para ver si Koko podía repetirlas. Los más escépticos solo creían que el animal repetía los gestos sin entender, sin embargo, el resultado final fue impactante, de pronto la gorila comenzó a crear sus propias palabras.

La doctora le había enseñado una seña para la palabra pulsera y otra para dedo. Un día, la gorila miró las manos de su entrenadora y comenzó a juntar ambas señas, refiriéndose así al anillo que portaba la mujer. Esta fue la primera prueba de que realmente entendía lo que estaba diciendo.

animales que hablaron
Koko fue adoptada por Franchini Paterson.

No obstante, la mayor prueba de su gran inteligencia vendría después. Todos los días, la doctora le leía el cuento de El Gato con Botas. La gorila se lo pedía a diario, hasta que un día hizo las señas para solicitar a la doctora tener un gatito con ella. Así fue como Koko se hizo amiga de Bolita, su nuevo amigo y ella misma le dio ese nombre.

15 años después, Bolita fue atropellada. La doctora intentó decirle a Koko por qué Bolita no iba a regresar. La reacción de Koko fue muy triste, tanto así que lloró. Después de esto, Koko estuvo triste por mucho tiempo. Su ánimo cambió cuando el reconocido actor Robín Williams, realizó con ella varias bromas. Ambos conectaron de inmediato y Koko se alegraba cuando su amigo la visitaba.

Pero, lo más asombroso fue que la gorila le contó a su entrenadora su opinión sobre el cambio climático. Koko relató sus sentimientos al respecto diciendo: “soy flores, soy animales, soy naturaleza, Koko ama al hombre, Koko ama la tierra, pero el hombre es estúpido. Koko llora y no queda tiempo, arregla el planeta, la naturaleza observa”. Esto es una señal de que los animales también pueden aprender a comunicarse.

2. Alex, el loro

Esta  pequeña ave que logró desarrollar la inteligencia de un niño de 5 años,  aprendió a reconocer números, objetos y colores. Tenía un vocabulario de 150 palabras. A diferencia de Koko, este loro sí hablaba con su entrenador: decía “lo siento” cuando se equivocaba y pedía volver a su jaula cuando estaba cansado.

Vocalmente hablando, se expresaba tan bien como un niño de 2 años. Todas las tardes, cuando su entrenadora se marchaba, Alex le preguntaba si volvería mañana. La inteligencia de Alex llamó tanto la atención de los medios, que llegó a participar en un programa para demostrar su entendimiento.

Muchos aceptaron que estaba bien entrenado y en realidad, él respondía lo que sentía. Pero, como todo ser viviente, este increíble loro también envejeció. Llegó a sus 31 años de edad y ya se encontraba enfermo y agotado. El diagnóstico de su veterinario fue atroz.

animales que hablaron
A diferencia de Koko, Alex sí hablaba con su entrenador.

Alex estaba llegando a su final y ese día dejo de existir, pero no sin antes despedirse de la persona que más amaba: su entrenadora. Mientras ella lo acariciaba, entre lágrimas, Alex articuló palabras que jamás había pronunciado y dijo: “sé buena, te quiero, nos vemos mañana”. Su entrenadora publicó un libro en su honor y al final de este, acota desde el punto de vista científico, que Alex nos enseñó que los seres vivos se parecen más a las mentes humanas de lo que estamos acostumbrados.

3. Chantek, el orangután

Este sorprendente animal nació en Atlanta, Estados Unidos. No tuvo un entrenador, sino una madre. Chantek fue criado como humano bajo los cuidados de una antropóloga, quien le enseñó lenguaje de señas, pero también aprendió a ir al baño, a tender su cama, iba de la universidad a su casa sin perderse y pasó toda su vida con humanos.

Sin embargo, a diferencia de los animales anteriores, sus cuidadores decidieron integrar a Chantek con los suyos. Junto con otros profesionales, jamás pensaron lo que ocurriría. Durante los primeros minutos que Chantek pasó con otros orangutanes, se sintió incómodo y de inmediato lo demostró en lengua de señas a su cuidadora, diciendo que no quería estar allí y que la extrañaba.

Las palabras que utilizó fueron: “no quiero estar con estos gatitos, quiero estar contigo”. El caso de Chantek ha ayudado a la comunidad científica a estudiar sobre la comunicación con estos animales y sobre cómo logran expresar sus sentimientos.

animales que hablaron
Chantek fue criado por una antropóloga como un humano.

No podemos ser egoístas para pensar que nuestra mente es la única que vale la pena estudiar y la única capaz de expresar lo que siente. Quizás hay animales que no pueden expresarse bien, pero dentro de sus mentes hay rutinas o juegos.

Además, como estos animales que hablaron y dejaron tristes mensajes a la humanidad, a otras especies hay cosas que les encanta hacer y que sin tan sólo les prestaras atención, podrías notar que todo el tiempo intentan comunicarlo, sólo hay que aprender a escuchar.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas