Amelia Earhart fue una aviadora norteamericana, una mujer pionera y aventurera que rompió los moldes en su época al ser la primera mujer en el siglo XX que cruzó el Atlántico y más tarde el Pacífico pilotando una avioneta en solitario. Así mismo, el carácter decidido y valiente de Amelia Earhart fue un ejemplo para las mujeres de los años 20 y 30, convirtiéndose una incansable luchadora por los derechos de igualdad frete a los hombres. Sin embargo su misteriosa desaparición en el océano Pacifico mientras pilotaba su avión la llevo a la categoría de mito, lo cierto que lo ocurrido a Amelia Earhart, es uno de los mayores misterios de la aviación aún sin resolver. Aunque recientes investigaciones apuntan a nuevas teorías de la causa de su desaparición, acompáñanos a saber lo que hay detrás de la historia de esta gran mujer y su misteriosa perdida.

Amelia Earhart – Biografía

Amelia Earhart nació en 1897 en el estado de Kansas, Estados Unidos, de descendencia Alemana, en una familia de clase alta, su padre era abogado de una compañía de ferrocarriles que, como no podía dar un nivel de vida adecuado a sus hijas, estas niñas pasaban mucho tiempo con sus abuelos, siendo su abuelo un juez que si podía proporcionar la educación que los padres no podían en su momento.

En su niñez Amelia demostró tener una personalidad inquieta, su madre no quiso que sus hijas tuvieran esa educación típica de niñas bonitas que solo fueran un adorno, para los parámetros de esa época estimuló una serie de actividades como llegar a disparar a ratas con un rifle lo que era bastante inusual, también las motivo a trepar árboles, deslizarse en trineos, actividades que solo eran de ámbito masculino.

En esa época había un tráfico de herederas que se casaban con  nobles ingleses, ya que estos tenían título pero no dinero y las jóvenes americanas tenían dinero pero no un título, había que tener presencia, imagen, feminidad, pero Amelia y su madre no querían encajar en estas circunstancias.

Primera mujer aviadora

Amelia ha pasado a la historia como una de las grandes aviadoras de todos los tiempos, tuvo su primer contacto en una feria estatal cuando tenía 10 años, allí vio un aeroplano que no le pareció que fuera de novedad, era un simple aparato hecho de madera y cables oxidados en ese tiempo la aviación estaba en pañales.

Fue una mujer valiente y decidida, durante la primera guerra mundial se enroló como voluntaria en labores de enfermería en Toronto, Canadá. En ese entonces Canadá le pertenecía al imperio británico, y después de hacer un curso en la cruz roja se dedicó a cuidar heridos.

Su trabajo básicamente era preparar alimentos, cuidar a pacientes con dietas y proporcionar la medicación prescrita. En donde corrió más peligro fue en su trato con los enfermos, pero no por razón de la guerra, sino que, en 1918 se produce una pandemia, la conocida gripe española y ella lo vivió en la propia piel, no desarrolló la gripe pero desarrollo una neumonía y una sinusitis que se hizo crónica, que a la larga tuvo sus consecuencias.

Amelia Earhart en la Primera Guerra Mundial

En ese periodo de enfermera voluntaria fue cuando tuvo la curiosidad sobre la aviación, por el contacto con los soldados y los pilotos civiles en combate y visitó el campo del cuerpo aéreo real y allí al ver, no tanto a los aviones sino a los pilotos y todo el movimiento que había, llamó su atención.

En un viaje que realizó en abril de 1928, le proponen ser la primera mujer en cruzar el Océano Atlántico, esto era algo que ya había hecho un piloto hombre, y uno de los promotores de este viaje era el que con el tiempo se convirtió en su marido.

Libro de Amelia Earhart – 20 horas 40 minutos

George Putnam era un editor periodista e incide a la larga de manera positiva en la vida de Amelia gracias a su cercanía con los medios, fue él quien le ayudó a publicar un libro llamado 20 horas 40 minutos que fue lo que duró su viaje a través del océano.

Este señor la fue acompañando en todas sus giras he incluso consiguió que fuera recibida por el presidente de Estados Unidos de la época, Calvin Coolidge. George P . Putnam y Earhart siguieron compartiendo y terminaron casados.

Lea También:   Origen maldito de la navidad, razones para no celebrar la fiesta del diablo

Amelia Earhart estaba enferma

Ella tenía una sinusitis crónica tenía una serie de carencias físicas y debía cuidar su salud. Después de la hazaña de cruzar el atlántico recibió una serie de reconocimientos públicos por Europa y los Estados Unidos. El presidente Hoover la condecoró con una medalla de oro de National Geographic Society, recibió la llave de varias ciudades, y fue nombrada la mujer la destacada del año, por lo que el congreso de los Estados Unidos la condecoró, siendo la primera vez que se le concede a una mujer la cruz por servicios distinguidos.

Primera mujer piloto en cruzar el Atlántico

El ímpetu y el espíritu aventurero de Amelia parecían no tener límites, su primer avión lo llamó “El Canario”, y en 1935 protagoniza el primer vuelo de una mujer de a través del pacifico desde Hawaii a California y después a Washington. En ese mismo año, después de Los Ángeles a ciudad de México y de allí de vuelta a los Estados unidos.

Pero, en ese momento de éxitos en su vida se pone un nuevo reto como la vuelta al mundo, de conseguirlo sería la primera mujer en lograrlo, haciendo en la mayor distancia posible porque se trataba de recorrer el globo por la línea del Ecuador.

Ella misma decía que este era el vuelo que le quedaba por realizar. Sin embargo, ella no podía imaginar el trágico y misterioso final que le esperaba, tras en un intento fallido en 1937.

Avión de Amelia Earhart

Su interés definitivo en los aviones aparece en 1920, cuando presencia un espectáculo aéreo en California,  termina la guerra mundial y muchos pilotos comenzaron a ganarse la vida haciendo muchas exhibiciones aéreas, su padre pago 10 dólares para que la llevaran por 10 minutos en un biplano en donde voló sobre Los Ángeles y desde allí se quedó enganchada con el mundo de la aviación.

Sus primeras clases las obtuvo de otra piloto pionera instructora, quien no creía en las posibilidades de Amelia Earhart como piloto, no obstante al terminar sus estudios en la universidad de Columbia, Amelia consigue su título como piloto de aviación.

Primer récord de Amelia la aviadora

earhart

Amelia no tardó en obtener su primer récord de altitud, este récord fue de volar a una altura de unos 14.000 pies traducido será unos 4.300 metros de altura.

En 1922 por ser una mujer, en aquellas barreras donde se criticaba a las mujeres acerca de lo que podían hacer y lo que no, Amelia empieza a romper dichas barreras con este primer récord y consigue que se la abran las puertas para obtener una licencia como piloto.

En los años 20 no estaba aceptado que una mujer hiciera el trabajo de un hombre y menos que demostrara la fuerza y el ímpetu para llevarlo a cabo, con su ejemplo Amelia  influyó en la sociedad de la época y contribuyó a que se abrieran las mentes para que se tome en cuenta a las mujeres.

Abriendo las mentes, sus logros coinciden en una época en que la emancipación femenina está en auge, el sufragismo ha comenzado a triunfar en varias partes del mundo como Europa y parte de Estados Unidos, incide incluso a la hora de realizar leyes, en los aspectos más técnicos el físico debe de estar a la par con lo intelectual contribuyendo a que esta idea de la idea de la fragilidad femenina vaya acabando poco a poco.

Segundo récord de la piloto Amelia

En 1932 Amelia sigue proporcionando la aviación entre mujeres y consigue otro récord de velocidad aérea, decide protagonizar un vuelo en solitario y cruzar el Atlántico en este sentido consigue varias éxitos debido a que es la primera mujer en hacer un vuelo en el Atlántico, de hecho fue la primera mujer en hacerlo 2 veces.

Lo que implica la distancia más larga que ha volado una mujer sin parar y además, consigue el récord de hacer este recorrido en menos tiempo. Puesto que, no tomaba café ni te, Amelia se mantenía despierta oliendo sales, solo llevaba un termo con sopa y una lata de jugo de tomates.

La aviadora Amelia Earhart en Venezuela

Por su deseo, Amelia Earhart empezó a planear un vuelo épico alrededor del mundo siguiendo la línea del Ecuador, sería el vuelo más largo, volaría en un avión con capacidad para 10 pasajeros, en sus palabras cuando visitó Venezuela Amelia recalcó:

“Es un auténtico laboratorio volante, equipado con lo último en instrumentos,  y deseo lograr algo muy útil para la aviación con este experimento científico, estoy particularmente interesada en la relación del ser humano ante todos los aspectos del vuelo, espero que sirva para estudiar los efectos reducidos por la altitud, y las largas distancias”.

Debido a las adversas condiciones climáticas en el Caribe y África decidió cambiar su ruta y dar su vuelta al mundo hacia el este y no hacia el oeste, tendría que enfrentarse a fuertes vientos en contra durante casi toda la travesía.

Muerte de Amelia Earhart y Fred Noonan

Tras su primer intento fallido de dar la vuelta al mundo, Amelia hace un segundo intento, a bordo del Electra y en compañía de Fred Noonan, este vuelo sale de los Ángeles hacia Florida el 21 de mayo de 1937, luego de Miami hacia San Juan de Puerto Rico, luego por oriente de Venezuela bordeando sur América, luego volando hacia África y el mar Rojo. En Sevilla realiza un vuelo inédito a Karachi en Paquistán, luego rumbo a Calcuta el 17 de junio, luego posteriormente a Rangún en Birmania, Bangkok, Singapur y Bandung.

Lea También:   El hombre que regresó del Triángulo de las Bermudas: Thomas Brown

En Singapur Amelia se enferma de disentería, logran solucionar muchos percances mecánicos pero así prosiguen con el viaje, y llegan a Nueva Guinea con 22.000 millas voladas y 7.000 por recorrer. Con un delicado estado de salud, Amelia sigue con sus planes manteniendo contacto por radio con un guardacostas Americano.

Último mensaje de Amelia Earhart

Muchas veces Amelia no sabía muy bien por donde estaban navegando, por su estado delicado de salud  y se encuentra que en la fecha 2 de julio de 1937 a las 20:14 horas es cuando manda lo que fuera su último mensaje anunciando que se estaban quedando sin combustible, a partir de aquí el avión pierde el contacto con el guardacostas en Itasca y todo es confusión, durante unas horas no se sabe muy bien que es lo que estaba sucediendo, hasta el momento en que no hubo más comunicación fue cuando se dio la voz de alarma.

Cuando Amelia se despidió de su orgulloso pero preocupado esposo George P . Putnam le dijo “si fallo o me pierdo sé que te culparan a ti por permitir que realizara este viaje,  pero  la responsabilidad es totalmente mía” también le aseguró que sería su vuelo de larga distancia cuando regresaba se pensaba convertir en una esposa modelo.

El principio del viaje fue tranquilo, pero la parte más peligrosa del vuelo estaba por llegar, aunque el avión estaba funcionado bien, Amelia estaba exhausta y deseaba terminar este largo vuelo lo más antes posible, extrañaba a su esposo George P . Putnam y quería estar en casa antes del día de la independencia, pero primero tenía que volar 11 mil kilómetros sobre el océano Pacífico.

Cuando de repente Amelia y Fred Noonan se perdieron, no se supo más de ellos, la pesadilla comenzó, el avión desapareció, creando así el mayor de los enigmas de la aviación y uno de los grandes misterios que envuelven la desapareción de la aviadora Amelia y de su compañero Fred. 

Caso de Amelia Rose Earhart – Misterios de la aviación

Amelia y su avión han estado perdidos por más 60 años y se espera que la nueva tecnología abra la puerta a una búsqueda que determine el descanso de Amelia. Para Náuticos, una compañía de exploración para la búsqueda del avión de Amelia es un tesoro imposible, la búsqueda en un radio de 200 kilómetros es  la isla es una tarea imposible, así que debían deducir el radio de búsqueda como punto de investigaciones reunidas por dos respetados aviadores.

Ellos suministraron datos sobre el avión y el consumo del combustible, la distancia que ella podía volar basándose en altitud, en el peso de su avión y vientos el curso que ella probablemente tomo para acercarse a la isla y la fuerza de la señal para el barco estadounidense, basados en estos cálculos Náuticos redujo el diámetro o área de búsqueda, en algún lugar de esta región creen que encontraran el avión a unos 5000 metros de profundidad,  donde las luces no alcanzan el lecho oceánico y la temperatura del agua es de 2 grados bajo  cero, el investigador traduce esto como hielo líquido.

Misteriosa desaparición de Amelia Earhart

El presidente de Estados Unidos Franklin Roosevelt dio la orden de iniciar la búsqueda donde se emplearon 9 barcos, 66 aviones y miles de personas, esta operación tuvo un costo de 4 millones de dólares de la época, y se suspende la búsqueda debido a que no se halló ningún rastro y es aquí donde comienza el mito de Amelia Earhart.

Desde su desaparición se comenzó a decir varias teorías como que su avión fue derribado por los japoneses, capturándolos y los ejecutaron, o que ella ayudaba al gobierno de Estados Unidos en una misión secreta en Japón. Sin embargo, la teoría más extendida fue que al avión se le acabó el combustible, y se estrelló en las aguas del Pacífico.

Si el avión ciertamente se quedó sin combustible, como estaba hecho de un aluminio bastante ligero dándoles tiempo de llegar a los barcos de la zona, o podía haber flotado el tiempo suficiente, y llevaban una balsa, tal vez cayó en una zona donde pensaban que estaban volando sobre el mar cuando no era así.

Hay que tener en cuenta que Amelia estaba convaleciente de su enfermedad y la climatología no era óptima, lo que pudo haber hecho que estuvieran volando fuera de las coordenadas establecidas.

Amelia Earhart sobrevivió y cambió de identidad

También se dice que ella no podía volver con su personalidad y que la misión que hacia terminó y volvió a Estados Unidos con otra identidad bajo otro nombre como una señora de New Jersey. Esta señora que tenía perfectamente documentación y registros la vida de Amelia y murió en 1985. Al parecer el gobierno de los estados unidos todavía tiene en secreto documentos secretos relacionados con Amelia y su desaparición.

Lea También:   Asherah la esposa de Dios, lo que la Biblia ocultó

Piloto Amelia Earhart un enigma

noonan

Algo salió mal en ese ultimó vuelo puesto jamás llegó a su destino, Amelia terminó los 2 primeros 2/3 tercios del vuelo, esta isla había sido reclamada y colonizada por Estados Unidos dos años antes. A pesar del apoyo militar ese avión nunca llegó a su destino

¿Cómo pudo la aviadora más experimentada de los Estados Unidos perder sus coordenadas? Luego de una exhaustiva investigación la armada de los Estados Unidos concluyó luego, que la inexperiencia de su piloto ayudante con la radio en su avión pudio haberle impedido recibir la información de navegación que ella esperaba para encontrar la isla. Se formularon muchas teorías y muchas preguntas.

Puede ser que la búsqueda de Amelia fuera tan remota que no tuviera ninguna oportunidad de sobrevivir ¿pudo el gobierno de Estados Unidos ocultar la información por más de 60 años? Puedes ser que por todo este tiempo se ha buscado en lugar equivocado y si Amelia no cayó a las aguas cercanas a la isla, entonces ¿donde cayó?.

Amelia Earhart ¿era una espía americana?

Por otro lado, se encontró en una isla desértica en el Pacífico con restos de un naufragio, como si personas hubiesen hecho vida en la misma, se encontraron hogueras, huesos de pájaros, caparazones de cangrejos, entre otras cosas. Se dice que también habían equivocado el rumbo y llegaron a las islas Marshall y fueron detenidos por los japoneses.

Después, durante la segunda guerra mundial los japoneses se decían que habían recogido a un hombre y a una mujer estadounidenses que habían hecho un aterrizaje forzoso en las islas Marshall, al hombre lo decapitaron por espía y mantuvieron prisionera a la mujer hasta que murió.

Este era un lugar del océano tan remoto que apenas lo cruzaban los barcos, antes ninguna aeronave había intentado volar una distancia tan inmensa, lo largo de la ruta harían una  escala de abastecimiento una estadía la Isla de Howland a 4200 kilómetros de vida de 18 o 19 horas y que el combustible que lleva su avión era suficiente pero no lo consiguió en algún punto de la ruta después de enviar un último y desesperado mensaje  que decía que se habían perdido.

Se decía que el presidente de estados unidos quería recoger toda la información sobre Japón y que podía haber pedido a Amelia que echara un vistazo sobre de que estaba pasando allí cuando volara  sobre  el pacífico.

La aviadora más famosa del mundo desapareció para siempre. Comenzaron a  salir rumores que decían que Amelia había sido enviada a espiar a los japoneses, en aquellos momentos Japón estaba tomando cada vez una postura más agresiva desafiando los acuerdos internacionales, el gobierno japonés estaba fortaleciendo sus fuerzas armadas y había ampliado su flota de guerra, también habían fortificado sus buques que estaban a solo 800 kilómetros al norte de la isla de Howland.

Pruebas muestran la verdad de la desaparición de Amelia Earhart

En la Isla Nikumaroro en el año de 1940 encontraron unos huesos que después de ser investigados en esa época por el doctor D. W. Hoodless , concluyeron que no pertenecían a la aviadora Earhart, sino que eran los huesos de un hombre.

Pero en marzo del 2018 esta historia cambio, tras un análisis de medición ósea realizada por el científico Richard Jantz, quien es un profesor de antropología y director del Centro de Antropología Forense de la Universidad de Tennessee.

Jantz revisó de nuevo los estudios hechos en 1940, pues es fiel creyente que la aviadora y su copiloto Fred Noonan murieron como náufragos en la isla de Nikumaroro. Este nuevo hallazgo se logró usando nuevas técnicas cuantitativas y sus resultados sorprendieron al mundo, pues lograron resolver uno de los mayores misterios de la aviación. 

Misterio revelado –  Encuentran huesos de Amelia Earhart

El referido antropólogo con ayuda de costureras, logró comparar los huesos de nuevo mediante fotografías, medir la ropa y analizar de nuevo la estructura ósea encontrada, concluyendo que en un 99% los huesos encontrados son iguales a la contextura ósea de Amelia Earhart.

De hecho, Jantz indicó: “hasta que se presente evidencia definitiva de que los restos no son los de Amelia Earhart, el argumento más convincente es que son de ella.”

Pero es la Isla Nikumaroro no solo fueron encontrados huesos sino también fueron hallados un zapato de mujer, un Brandis Navy Surveying Sextant que usaba Fred Noonan, y una botella de Benedictine, que era el licor favorito de Amelia.

Por lo tanto, el misterio de la aviación sobre el enigmático caso de la desaparición de Amelia Earhart fue revelado: Amelia y Fred Noonan se estrellaron en la Isla Nikumaroro y no pudieron culminar su travesía. 

Si te gustó esta misteriosa historia ayúdanos a difundirla compartiéndola en tus redes sociales.


Like it? Share with your friends!

1
78 shares, 1 point

Comentarios

Comentarios

What's Your Reaction?

Miedo Miedo
0
Miedo
asco asco
0
asco
Odio Odio
0
Odio
Fail Fail
0
Fail
Divertido Divertido
0
Divertido
Me gusta Me gusta
5
Me gusta
Lol Lol
0
Lol
omg omg
1
omg