Mucha gente a lo largo de la historia ha escuchado sobre las brujas de Salem, pero en realidad, pocos conocen su verdadera historia. Los juicios a estas brujas datan entre 1692 y 1693, en el pueblo de Salem en los Estados Unidos, en donde un gran grupo de 200 personas fueron entonces acusadas de practicar brujería o magia negra. Muchas de ellas murieron en la horca, algunas en la cárcel, pero a las que les fue peor murieron a causas de torturas. Murieron aplastadas con piedras para que confesaran sus supuestas culpas, pero todo comenzó con la llegada de un hombre llamado Samuel Parrish al pueblo.

Antecedentes de los Juicios de Salem – Acusaciones de Betty Parish y Abigail Williams

Un reverendo proveniente de las Antillas junto con su hija Betty de 9 años y su prima Abigail de 12 años, se había instalado comodamente en el pueblo. También los acompañaba Tituba, una esclava de raza negra ( o indígena) que supuestamente practicaba ritos como el vudú y la lectura de la suerte. Su estancia al comienzo fue tranquila, pero a finales de 1692, la pequeña Elizabeth “Betty” cayó enferma sufriendo de convulsiones, alta fiebres y gritaba incoherencias. Lentamente estas conductas comenzaron a replicarse entre otras jovencitas las cuales se juntaban con Elizabeth y su prima Abigail.

Se dice que las demás niñas también afectadas lloraban continuamente e incluso se ponían en 4 patas y comenzaban a ladrar como si fueran perros. Ante esta preocupación, el medico del pueblo fue llamado para que examinara a cada una de las niñas afectadas, pero el doctor no fue capaz de dar un diagnóstico certero para las niñas y fue así que comenzó a decir que estas acciones de las niñas eran causadas por fuerzas sobrenaturales.

Debido a esto, el reverendo Parrish comenzó su investigación y descubrió que tanto su hija como su sobrina habían participado en rituales de la esclava Tituba. Y por si fuera poco, concluyó que el marido de la esclava elaboraba un pastel de bruja hecho con harina y orina de niñas. Pero después de estos extraños acontecimientos, comenzó la llamada Caza de Brujas en Salem. Betty, Abigail y las demás niñas contaron a las autoridades que Tituba las había embrujado, así como una indigente con problemas mentales llamada Sarah Good. Así también Sarah Osborne, una inválida que convivía con un hombre sin estar casada, condición esta que era pecado en aquella época. Las 3 mujeres fueron acusadas y detenidas en la cárcel.

Juicios de Salem: histeria religiosa y muertes indiscriminadas

Por si fuera poco la hija de Sarah Good, de 4 años, también fue llevada a prisión junto con su madre. Todo esto, causo un gran descontrol en el pueblo, por lo que se realizó una audiencia. Las 3 mujeres fueron interrogadas por varios días. Sarah Good y Sarah Osborne se declararon inocentes, pero Tituba confeso que ella si era una bruja. Y peor aún, dijo que un hombre le entrego un libro con todos los nombres de todas las brujas que habían en Salem. Con esta confesión la histeria aumentó. Poco después otra mujer llamada Susannah Martin, también fue acusada de bruja y todo porque según su vecino, ella había embrujado sus huelles y esto fue solo el principio.

Otras mujeres fueron acusadas y también algunos hombres, entre ellos, George Burroughs quien fue señalado como jefe de las brujas y más tarde John Willard, quien fue acusado por ser él quien le dio a Tituba el libro con los nombres de todas las brujas. Mientras se hacían los juicios, se corrió la voz que en aquel pueblo existían fantasmas, espectros y hasta el mismo diablo. Poco a poco la histeria fue creciendo cada vez más y ya cualquiera acusaba a familiares o vecinos por practicar la brujería.

Ignorancia y venganza en Salem

Los acusadores llagaron a ser personas que simplemente habían sido testigo de brujería. Quienes eran las mayores acusadoras eran el grupo de niñas que fueron afectadas. Pues, señalaban a las mujeres quedando luego mudas, se tiraban al piso y se retorcían mostrando así que estaban hechizadas por la persona a quien acusaban. Y estas eran creídas. Pero fueron tantas las mujeres acusadas que se creó un tribunal de caza de brujas presidido por el juez William Stoughton, un hombre religioso que se auto-nombraba cazador de brujas. Durante este tiempo no tuvo ningún problema en acusar a cualquiera de practicar magia negra, el hecho de que fuera acusado implicaba ser encarcelado y después ejecutado.

Una de las mujeres que sufrió esto fue Bridget Bishop que tenía 60 años y se había casado 3 veces. La cual, a pesar de haber negado ser bruja fue ahorcada. Los juicios se basaban en testimonios sin pruebas, se hacían rápidos y casi todos se resultaban en la muerte. Esto llego al oído del Gobernador, pues la situación se volvió incontrolable. Fue por eso que intervino y se nombró una corte para escuchar cada caso de las acusadas, lo que freno un poco la cacería.

Posibles causas del estallido de la Cacería de Brujas en Salem

Muchas teorías han intentado explicar porque ese pueblo de Salem exploto en aquella cacería de brujas.

La teoría clásica afirma que las conductas de las niñas embrujadas eran por el consumo de un hongo que causaba espasmos, vómitos y alucinaciones. Este hongo se da en lugares cálidos y como el pueblo de Salem se situaba en medio de un pantano, era posible que se desarrolló y afecto a este grupo de jóvenes. Otros aseguraron que fue una locura llevada por la ignorancia y que cada caso tenía que ver con diferentes cosas como la venganza, la rabia y la envidia que se daban entre las personas. Si alguien quería deshacerte de otro, simplemente lo acusaban de practicar brujería, es decir, fue una buena manera de acabar con un enemigo. 

Años después los jurados de los juicios firmaron una confesión de error y suplicaron perdón por haber condenado a muerte a tanta gente inocente. Con el paso de los años este lugar se volvió famoso, pues lo que allí ocurrió está entre la verdad y la mentira, entre lo fantástico y lo rea. Ya que, nunca se supo a ciencia cierta que por lo menos hubiera allí alguna bruja, pues todo lo que pasaba no tenía que ver con demonios, sino más bien con la ignorancia. Pero sea lo que haya pasado en realidad, lo que sucedió en aquel pueblo fue terrible. Tal vez no todos, pero si la mayoría, fueron personas inocentes que murieron trágica e injustamente, simplemente porque a alguien lo acusó de brujos.

Actualmente, aquel lugar que fue Salem recibe miles de visitas turísticas durante el año, 

 

Lea También:   Gigantes en cápsulas de cristal listos para despertar

Like it? Share with your friends!

What's Your Reaction?

Miedo Miedo
0
Miedo
asco asco
0
asco
Odio Odio
0
Odio
Fail Fail
0
Fail
Divertido Divertido
1
Divertido
Me gusta Me gusta
1
Me gusta
Lol Lol
1
Lol
omg omg
0
omg