Image default
Misterios

El extraño caso del país que no tiene coronavirus

No es un secreto para nadie que actualmente el mundo está sufriendo una gran crisis de salud y financiera, todo por un terrible virus. Según las políticas y medidas que han tomado los gobiernos y las sociedades, a unos les ha ido peor que a otros, pero no deja de llamar poderosamente la atención el extraño caso del país que no tiene coronavirus.

Según algunas investigaciones de los expertos, hay un país que no está sufriendo mucho por esta pandemia, este es Mongolia, donde no se han reportados casos y la razón, no deja de ser impactante, así que vale la pena conocerla.

El extraño caso del país que no tiene coronavirus

Mongolia, se encuentra ubicado en Asia entre China y Rusia. Eso nos haría pensar que también están sufriendo por este virus, pero no es así. Las medidas que ha tomado su gobierno han sido positivas, que hasta el momento, el brote lo han logrado detener, tomando en cuenta las personas que llegan de otros países o lugares.

Este país de 3,2 millones de habitantes, apenas se enteró de esta enfermedad, empezó a actuar rápido de forma contundente y precisa. Hasta la misma Organización Mundial de la Salud reconoció sus buenas políticas sanitarias.

Orígenes del COVID

En enero del 2020, cuando la mayor parte del mundo estaba celebrando el año nuevo, China estaba recibiendo reportes de una nueva enfermedad. Para mediados de enero, le sería informado al mundo la existencia de un nuevo coronavirus, un virus relacionado con otros virus que había causado estragos en el pasado y no lo tomaron muy en serio.

Lea También:   Calvin Sun - El hombre que visitó un lugar que no existe en Corea del Norte

Pasados unos días, para el 20 de enero, el mundo hablaba de esta enfermedad y no se le daba tanta importancia, porque sólo habían 4 fallecidos y 200 personas infectadas. No obstante, Mongolia no se tomó el asunto a la ligera: a los 4 días cerraron las escuelas y a partir de allí, empezaron a bloquear el traslado de personas desde China a este país. Luego cerraron totalmente sus fronteras y suspendieron todo tipo de viajes, por aire, mar o tierra.

Mongolia sin covid
En Mongolia, cerrar la frontera fue un mal necesario.

Medidas contundentes

Tomando medidas fuertes, cancelando todo tipo de celebraciones y reuniones, en ese momento sus habitantes pensaron que el gobierno tomaba decisiones muy severas. Pero con el paso del tiempo, el gobierno ha demostrado a sus habitantes tener la razón, estaba ganado tiempo, preparándose para este desconocido virus, preparando su sistema de salud y así poder detectar todos los posibles casos que aparecieran.

Desde el principio, obligó a sus ciudadanos a usar las mascarillas en todos los espacios, tanto públicos como en el sector privado, en todos los lugares urbanos y sub urbanos. Quien no lo cumpliera, recibiría una multa de 54 dólares, lo que para Mongolia es una fortuna.

Bienestar y salubridad

Además, incrementaron e inculcaron a sus habitantes el lavado continuo de las manos, cosa que ayudó mucho a que la enfermedad no se desarrollara. Se dieron cuenta que en el caso de los niños, bajó mucho el índice de enfermedades gastrointestinales, razón por la cual esta medida ha sido un éxito para todos.

De esta forma, los niños se quedaban en casa, comían más sano y se lavaban las manos de forma correcta. Aun así, a principios de marzo, se detectó el primer caso de este virus en Mongolia: era un ciudadano francés proveniente de Rusia.

Lea También:   ¿Bailar hasta morir? Epidemia de Baile en 1518

De inmediato, lo bloquearon y aislaron, lo atendieron y gracias a esto lograron que el virus no se propagara, con el viajero recuperándose satisfactoriamente. Desde esa fecha hasta ahora, han tenido 230 casos en todo el país, todos ellos importados y no se han contagiado más personas.

Cierre de fronteras

Cerrar sus fronteras fue un mal necesario. Se vieron afectados los visitantes y turistas, tomando en cuenta a sus propios ciudadanos, que estaban por fuera de su país y no pudieron regresar. Aun así, desde febrero que cerraron todas sus fronteras hasta el día de hoy, Mongolia ha permitido la entrada de 13.000 de sus ciudadanos.

Todavía se estima que hay unas 10.000 personas que están en otros países y que no pueden volver hasta que les den un permiso. Para que estos ciudadanos propios de Mongolia regresen a su país natal, además del permiso, sólo pueden hacerlo a través de la aerolínea estatal y luego, cuando lleguen, tienen que cumplir con un aislamiento en un centro de salud gestionado por el gobierno durante 21 días. Después, podrán regresar a sus casas, cumpliendo con otro aislamiento de 14 días más. De lo contrario, serán castigados por la ley.

Declive económico

Estas medidas también afectaron la economía del país, al igual que todos los países en el mundo, pues hubo limitaciones en lugares públicos como restaurantes, museos, plazas públicas etc. aplicando esto también a los sitios de recreación infantil.

Esto lo ha logrado Mongolia porque siempre han sido organizados y han tenido un sentido de pertenencia con sus compromisos, obligaciones y disciplina. Sus ciudadanos están orgullosos, ya que se sienten descendientes del ejército de Gengis Kan, el cual era muy disciplinado, esto lo hacía muy poderoso.

Lea También:   El Enigma de la Cabeza Gigante de Piedra en Guatemala

Sus expertos dicen que: “la disciplina de Gengis Kan, ha llegado a nuestros días, es por eso que los mongoles son muy disciplinados”. Cuando el gobierno da una orden de usar mascarilla, quedarse en casa o cumplir cualquier regla, los ciudadanos lo cumplen, esto explica el extraño caso del país que no tiene coronavirus.

Respuesta inmediata

A continuación se explica cuál fue la respuesta inmediata que tuvo Mongolia para mitigar los efectos de la pandemia.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas