El ser humano homo sapiens tiene en la tierra entre 70.000 años y 140.000 añosaunque es posible que más— lo que quiere decir que el fin del mundo no ha pasado ni va a pasar. No obstante, se dice que la realidad sobre el fin del mundo ya pasó, y esto ha pasado 5 veces. Pues estas han sido extinciones masivas que han sucedido millones de años atrás.

Al parecer según la historia de la vida en la tierra si hubo fines del mundo en momentos donde la vida de la tierra casi desapareció por completo, sean animales, plantas y personas. Una fracción muy pequeña de ellos consiguió sobrevivir y gracia a estos pocos sobrevivientes, la vida en la tierra comenzó de nuevo a renacer.

Extinciones masivas – 5 veces en que la vida se extinguió casi por completo

Pero antes, ¿cuándo se puede hablar del fin de la vida en la tierra? 

Extinción, es un término que deviene de campos de la ciencia como la biología y la ecología, empleándose para describir la desaparición de poblaciones de organismos provocada por la pérdida de hábitats, depredación e incapacidad para adaptarse a entornos cambiantes.

Igualmente, este término es útil para referirse a la desaparición de grupos taxonómicos superiores, tales como familias u órdenes. Una especie es considerada extinta cuando el último individuo perteneciente a dicha especie fallece sin dejar descendencia alguna.

Una extinción masiva (también llamado evento a nivel de extinción o ELE por sus siglas en inglés) es un período en el cual desaparece un número muy grande de especies.

Primera gran extinción: Extinción masiva del Ordovícico-Silúrico

Antes de pronosticar si el fin del mundo está cerca, hay que tener en cuenta que las catástrofes más letales en la historia de la tierra y los fines del mundo reales que ya ocurrieron. La primera ocurrió hace 443 millones de años, donde se estima que el 86% de las especies del planeta murieron.

En otras palabras, millones de animales perdieron la vida, aunque curiosamente los más afectados fueron los animales marinos y esto se debió porque al parecer en la superficie de la tierra no había suficiente oxígeno y casi no había vida.

Esta terrible matanza aún tiene una causa des conocida, no sabiéndose a qué se debió; quizás características como un periodo glacial, falta de oxígeno o la explosión de una estrella cercana. En fin, no se sabe a ciencia cierta la causa.

De acuerdo a otra evidencia, fue hace 549 millones de años atrás, en la era Paleozoica, cuando se produjeron 2 extinciones masivas que marcaron la transición entre 2 periodos, el Ordovícico y el Silúrico. En esta época, la vida estaba concentrada en el océano.

Según algunos expertos, la primera extinción fue provocada por una larga edad de hielo que provoco grandes glaciales y razón por la cual el nivel del mar bajó. Al comenzar el deshielo, aumentó el nivel del mar, eliminando lo que quedaba de vida. Otra teoría acerca de la segunda extinción, nos dice que por efectos de una explosión de una gran estrella que acabó con todos los seres vivos de forma desbastadora. Así, se extinguió el 86% de las especies vivientes en la tierra.

Segunda gran extinción: Extinción masiva del Devónico

La segunda extinción masiva fue más 80 millones de años después. Hubo suficiente tiempo para que la tierra se repoblara de nuevo y nacieran nuevas especies. Pero de pronto, desaparecieron. En esta oportunidad murieron un aproximado del 82% de las especies que hacían vida en la tierra.

Hace unos 360 millones de años se produjo la extinción del Devónico y la transición del periodo Carbonífero. En esta oportunidad, la peor parte se la llevó también la vida marina. En este periodo, los peces eran los reyes del planea. Como consecuencia de este evento, de las 70 familias de peces que habían, solo quedaron 17.

En esta segunda extinción las razones también fueron variadas. Las plantas terrestres removieron la tierra liberando oxígeno al océano, lo que produjeron más algas que consumieron el oxigonio del agua. También fue consecuencia el nivel del mar y los asteroides, pues bien, cuando ocurre algo que rompe un equilibrio, no todo sobrevive.

Tercera gran extinción: Extinción masiva del Pérmico-Triásico

La tercera paso 110 millones de años después, esta ocurrió hace 251 millones de años. Las dos anteriores se estima que fueron muy agresivas, pero esta lo fue más, ya que acabó con un 96% de vida sobre el planeta. Esta tan peculiar extinción masiva tardó un millón de años. Este periodo no fue instantáneo, sino más bien se fue rompiendo un equilibrio donde poco a poco se va terminando todo.

No obstante, no deja de ser tanto sorprendente como aterrador que durante este periodo casi toda la vida perece. Más de un 70% de los vertebrados terrestres murieron y con ellos un 90% de los animales del océano. Este gran apocalipsis de la naturaleza fue producido por la intensidad de las actividades volcánicas en todo el planeta.

Los gases venenosos lanzados produjeron un efecto invernadero. Millones de toneladas de carbono y otros gases que modificaron el ambiente y un gran cambio climático masivo que convirtió la tierra en otra, mientras el 96% de los animales no estaban preparados para estos grandes cambios en esa nueva tierra.

Cuarta gran extinción: Extinción masiva del Triásico-Jurásico

 Pero la vida no tuvo tanto tiempo como las anteriores y 41 millones de años después otra vez.

En esta ocasión, el 71% de la vida terrestre murió a causa de varios factores y ecosistemas que fueron rompiendo el equilibrio. Las altas temperaturas también influyeron y la vida fue muriendo pero en esta oportunidad la vida tuvo mucho tiempo para empezar de 0, hace 160 millones de años después.

Así es, hace unos 210 millones de años, esta destrucción ocurrió entre el periodo Triásico y Jurásico. Aproximadamente unas 2 o 3 fases de esta destrucción de efectos combinados afectaron fuertemente la vida de la superficie y los océanos. La mayoría de los dinosaurios desaparecieron. La razón de esta masiva extinción fueron varias como: grandes cambios climáticos, erupciones volcánicas, grandes impactos de meteoritos y asteroides.

Aunque la mayor parte pudo haber sido por las causas volcánicas por la fragmentación del supe continente Pangea, nombre del mapamundi donde todos los continentes estaban unidos. Aquí, la temperatura subió tanto que la vida en la tierra era imposible para la mayoría de las especias tanto acuáticas como terrestres. Esta extinción, también conocida como la extinción Masiva del Triásico Jurásico, y elimino incontables especies terrestres.

Quinta gran extinción: Extinción masiva del Cretácico-Terciario

Hace 65 millones de años fue la última vez que se extinguió la vida en la tierra. No solo se empezó de 0, sino que también se expandió esta. Al parecer, fue la última por el momento y es posible que sea la única de la que tengas conocimiento. La quinta extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, sobrevino en la desaparición de los dinosaurios. Pero no solo la de ellos, sino también un 76% de las especies.

El fin de estos gigantescos animales al parecer ocurrió por el impacto de un asteroide. Se trató de un asteroide colosal, de 15 kilómetros. Este asteroide tocó la tierra con la fuerza de unas mil millones de bombas atómicas. Recordemos que los asteroides se mueven miles de veces a velocidad de una bala.

Durante transición entre el periodo Cretácico y Paleógeno, la vida de los dinosaurios que se perpetro durante unos 150 millones de años llegó a su final, terminando por extinguirse. Expertos dicen que esta extinción de los dinosaurios sucedió aproximadamente a finales del Cretácico.

Como dato curioso, se descubrió en la península de Yucatán, México, un cráter gigantesco en cuanto a impacto espacial. Si bien era enorme, se asumió que este levantó un polvorón tan grande que impedía el traspaso de la luz del sol a la atmósfera, acabando con casi todas las plantas, animales herbívoros que eran el alimento de los carnívoros. Por otro lado, hay otra teoría de que un volcán gigantesco explotó por el territorio que actualmente seria la India.  

Al final, es importante tener siempre presente que la vida es efímera y a la naturaleza no le cuesta nada cambiarla.

Extinciones masivas – ¿Qué tan creíbles son?

¿Por qué estas extinciones deberían de tener más credibilidad que cualquier mito? En realidad, hay una forma de saberlo: las respuestas las tiene las rocas. Las formaciones rocosas llamadas estratos y que por alguna razón no siempre fueron rocas sólidas como las que se ven hoy en día.

Puesto que, en algún momento del pasado fueron solo materia que estaba suelto en algún tipo de ambiente donde se fueron depositando sedimentos. Como por ejemplo las desembocaduras de los ríos. Con el tiempo, estos sedimentos se fueron apilando o uniendo y la presión que se generaba con su propio peso se fueron compactando cada vez más. Se fueron convirtiendo en las rocas solidas que se ven hoy en día.

Esto significa que cada una de las capas en su momento fue el fondo marino y que allí hubo vida. Cuando estos seres vivos iban muriendo, sus restos quedaron sepultados y con ellos la materia que les rodeaba y con el tiempo, se fueron compactando, quedando atrapados entre la roca en forma de fósil. Como muestra de ello, cuando se encuentra un fósil, se demuestra que están atrapados en la materia que había cuando ellos estaban vivos.

La Naturaleza del Registro Fósil

Para el estudio de los paleontólogos, quienes averiguan cómo han estado distribuidos los fósiles a lo largo de una secuencia de estratos, pueden descubrir cómo evoluciono la formación o la población de esos fósiles a lo largo del tiempo. Por ejemplo, si se halla un estrato lleno de fósiles y el que tiene encima está totalmente vacío, esto puede ser que durante ese tiempo paso algo que eliminó todos los animales de la zona en concreto de la que vivian.

De vuelta al tema de hoy, si esa depara ricio repentina del estrato se encuentra por todo el mundo, puede significar que en esa época ocurrió algún tipo de catástrofe a nivel mundial que elimino la vida que había en la tierra. ¿Cómo se podría tener una información del tipo de cataclismo que pudio haber ocurrido en la tierra de forma masiva? pues la respuesta de nuevo esta en las rocas, estos cataclismos pueden dejar pistas químicas en el registro biológico.

Por ejemplo, se puede encontrar polvo rico en silicio entre los 2 estratos que aparecen en los fósiles de dinosaurios por todo el mundo. Este elemento tan poco común en la tierra, y muy abundante en los asteroides. Por tanto, el descubrimiento de este metal silicio indujo a pensar que un gran asteroide debió estrellarse con la tierra y levantar una gran nube de polvo que luego se depositó en el suelo por todo el planeta.

Los misterios del cráter Chicxulub

Y en si defecto luego se encontró un gigantesco cráter en el golfo de México que luego data de la misma época, confirmando así la hipótesis que la extinción que acabo con los dinosaurios fue provocada por un gran meteorito que impacto con la tierra.

Siendo esto una explicación muy simple, es así como se descubre si en el pasado hubo una extinción masiva, buscando cambio en los registros fósiles y señales químicas que indiquen qué tipo de cataclismo pudo haber provocado estos cambios.

El fin del mundo fue una realidad y podrá volverlo hacer, pero no es algo de negar, lo cierto es que venimos afectando el equilibrio terrestre a pesar que los científicos afirman que no nos queda mucho tiempo.

Antropoceno – Impacto del ser humano en el medio ambiente

Todos conocemos que como humanidad le estamos haciendo un daño casi irreversible a nuestro planeta, si le preguntamos a algunos expertos esto, es más grave de lo que creíamos.

En el año 2017 una revista importante realizo una investigación ecológica y publicó un artículo donde hacia hincapié que las personas estamos provocando la 6 extensión masiva. Además que, hace unos 9 a 13 mil años de la actualidad, el homo sapiens ya estaba en la cima de la cadena alimenticia.

También hoy en día se comprobó que el hombre moderno fue el principal responsable de alterar los ecosistemas marinos y terrestres. Por lo que, el mundo ha experimentado un gran cambio climático y por eso muchas especies se han extinguido.

Desde la era del hielo venimos extinguiendo especies de vida animal. Estas han desaparecido a manos del hombre debido a la caza indiscriminada, el tráfico de animales, con fines de entretenimiento o estéticos y hasta alimenticios. Causaron la extinción con mayor pérdida de biodiversidad en los últimos millones de años.

Para terminar

Muchos de nosotros no somos conscientes del daño que le hacemos a diario al planeta; no basta con decir “no voy a comer animales” o “no voy a consumir ningún producto proveniente de un animal”. Sino como seres con inteligencia hemos venido modificando los biomas a nuestra conveniencia. No pensando el daño que podemos causar a los biomas de los animales o plantas del lugar que estamos modificando.

El planeta tierra si bien ha sido nuestra cuna, no debemos convertirlo en nuestro ataúd. Hay que respetarlo, quererlo y valorarlo por lo que es lo único que tenemos en este momento. ¿A dónde iremos cuando ya no quede nada? Por causa de nuestra avaricia y ambición nos peleamos con la gente como si fuéramos los dueños del mundo.

Cambiemos esos conceptos, que cuando un hombre mata un animal lo hace por deporte, pero cuando un animal mata a un hombre, lo llamamos salvajismo. La tierra no es del hombre, el hombre es de la tierra. Nuestra mayor responsabilidad como generadores de un futuro.

2030 podría ser el fin de la humanidad.

 

Lea También:   ¿Perdido en el tiempo? El Titanic emite señales SOS cada 6 años

Like it? Share with your friends!

What's Your Reaction?

Miedo Miedo
0
Miedo
asco asco
0
asco
Odio Odio
0
Odio
Fail Fail
0
Fail
Divertido Divertido
0
Divertido
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Lol Lol
0
Lol
omg omg
0
omg