Annapurna, la décima montaña más alta de la tierra mide 8091 metros de altura. Sin embargo, es la montaña más tenida del mundo según los alpinistas expertos. De hecho, posee cerca de 250 cadáveres y contando en su registro de muertes, pudiendo llegar a encontrarse más.

¿Por qué el Annapurna es tan peligroso?

El Annapurna cuenta con 8.091 metros en su cota más alta, demostrando ser una odisea su escalada. Con una diferencia de casi 800 metros del Everest, el Annapurna no deja de ser una montaña terrible debido a sus parajes inciertos, clima volátil y una severa falta de oxígeno. Se considera que su mortandad estadísticamente es igual o superior a otras legendarias montañas, como el Nanga Parbat y el K2. En resumen, 4 de cada 10 alpinistas mueren en la excursión.

No se sabe a ciencia cierta cuantos muertes han acontecido en el Annapurna, una temible montaña situada en Nepal. Esta gran montaña intimida a todos incluyendo a los mejores alpinistas, además de atemorizar a los Nepalies y habitantes de la zona. Cabe decir que, esta montaña es temida por el velo de misterio y muerte que rodea a la montaña. A menudo suceden cosas extrañas y accidentes que dejan desconcertadas y con pavor a las personas quienes han intentado acercase a esta montaña.

Diario de alpinistas – Horror gélido en Annapurna

El alpinista Louis Lachenal, fue una de las primeras personas en escalar en este lugar, y su diario refleja muchas experiencias fuera de lo común:

En mi primera excursión por la montaña, vi cadáveres de todos los tipos, como jamás lo vi subiendo por otras en toda mi vida. Los cuerpos del Annapurna no se hallaban en posiciones fetales, como personas que murieron intentando protegerse del frío, se hallaban contorsionados en las posiciones más anómalas y raras. Al menos 3 de esos cuerpos con los que me encontré, estaban tendidos boca abajo, a medio hundir en la nieve con los brazos extendidos como si se hubieran estado arrastrando colina abajo, o como si estuvieran intentando escapar de algo. 

En un primer intento este alpinista no tuvo suerte, se devolvió porque había muchos peligros de avalanchas. De manera sabia e inteligente, este alpinista francés decidió que ser prudente era más importante que ser arriesgado. Pero, cuando Louis decidió volver a intentarlo 14 días después, contó un relato más perturbador que el primero.

Volvió por el mismo sendero, pretendía utilizar los cuerpos como que más lo impresionaron como punto de referencia, pero ya no estaban en aquel lugar. Eso fue desconcertante.

En el Everest los cadáveres en ocasiones han sido puntos de referencia a diferencia del Annapurna, donde los cadáveres ya no estaban en su lugar o pereciera que cambiaran de lugar. Por otra parte, algo que llamó la atención era que había más cuerpos que la vez anterior, y se preguntó si las avalanchas hizo descender más cadáveres de los que estaban más arriba. Parecía un sendero de cuerpos congelados, algunos ya estaban en los huesos, pero otros estaban recientes y las posiciones de los cadáveres era la misma como si estuvieran escapando.

Sus rostros permanecían retorcidos en horribles y grotescas muestras de sufrimiento.

Este alpinista veterano también escribió en su diario que por sus prendas algunos de estos cadáveres eran antiguos, algunos tal vez tenían cientos de años y otros se veían de meses recientes.

¿De dónde vinieron estos cadáveres? – Misterios del Annapurna

Las personas que viven cerca de la montaña son personas sencillas. Tal vez por el ambiente, no cuestionan y no les buscan lógica a estas cosas, quedándose así sin entender estas situaciones. Pues, había más cuerpos que la última semana que subió a este lugar.

En un lapso de 2 semanas en las que él estaba como testigo, no se registró ninguna otra expedición intentando subir esta peligrosa montaña. Por ende, quedaría sin contestar la gran pregunta de dónde salió esta cantidad de personas muertas y congeladas.

Está de más en decir que ninguna otra montaña por más alta que fuese han protagonizado este tipo de historias. Puede que por esta razón, los mismos nepalíes afirman que esta gran montaña está maldita.

 Una vez que Louis Lachenal logró llegar a la cima, no sintió la victoria a diferencia de otros lugares donde ha estado. Esta cima parecía ruin y sucia, siendo una sensación muy extraña.

Minutos después de aquella llegada a la cima, volvió a empacar y comenzaba el descenso. Deseaba no volver jamás.  

Lea También:   6 Descubrimientos y enigmas bajo el hielo que te sorprenderán

Like it? Share with your friends!

What's Your Reaction?

Miedo Miedo
0
Miedo
asco asco
0
asco
Odio Odio
0
Odio
Fail Fail
0
Fail
Divertido Divertido
0
Divertido
Me gusta Me gusta
1
Me gusta
Lol Lol
0
Lol
omg omg
0
omg